Aparentemente lo que han sido mis dos profesiones, Coach y publicista, no tienen mucho que ver.

Es más que evidente que sí pueden ser dos profesiones complementarias (no estaríais viendo esta web si no fuese así), pero parecen a simple vista dos trabajos completamente dispares.

Curiosamente he estudiado a Edward De Bono (aquí su web) al capacitarme para Coach (certificado 😉 ) y al hacer mi carrera de publicidad.

Edward De Bono (Malta, 1933), para los que no sois ni coaches ni publicistas (esto… ¿hay alguien ahí?) o para los que necesitáis que se os refresque la memoria (ahora sí, ¡hola!), es un escritor y psicólogo experto en el Pensamiento lateral (término que, de hecho, acuñó él mismo en 1967). Cuando estudié publicidad fue su faceta como experto en Pensamiento lateral en lo que profundicé. Muchos de vosotros y vosotras, mis clientes, habéis entrenado vuestras mentes para usar el pensamiento lateral, que no es otra cosa que una técnica para solucionar cuestiones usando la creatividad.

Como se que a muchos no os gusta leer muchos no tenéis mucho tiempo para leer, en vez de explicarlos qué es el Pensamiento lateral, dejaré que os lo explique el que fue mi profe en 1997 de la asignatura de Creatividad, Mariano Baños.

Cuando estudié para Coach, en cambio, sus libros Seis sombreros para pensar y Seis pares de zapatos para la acción, fueron las obras en las que más ahondamos.

Seis sombreros para pensar es una herramienta muy útil para la toma de decisiones grupales consistente en hacer pensar a cada uno de los miembros de un grupo de formas (seis) diferentes.

La implementación de esta técnica es sencilla, pero a la vez muy eficaz. Se trata de llevar seis sombreros (reales) a una reunión grupal, cada uno de un color diferente y hacer que cada uno de los miembros se lo vaya poniendo y adquiriendo, a su vez, el rol y la forma de pensar propia del sombrero que lleva puesto. A cada uno de los colores de los sombreros le corresponde una forma diferente de pensar:

  • Sombrero blanco: piensa de forma objetiva y neutral.
  • Sombrero rojo: piensa con los sentimientos y emociones por delante.
  • Sombrero negro: piensa de forma crítica y subraya todo lo negativo.
  • Sombrero amarillo: al contrario que el negro, es positivo, optimista y constructivo.
  • Sombrero verde: piensa de forma diferente y creativa, buscando maneras alternativas de actuar.
  • Sombrero azul: dirige al resto de sombreros, organiza y enfoca la reunión.

Es una herramienta, como ya he dicho, eficacísima para adoptar decisiones, ya que gracias a ella descubrimos las diferentes facetas del problema que tratamos y nos permite detectar todos los aspectos que puedan estar ocultos.

La simplicidad de la técnica es su mayor virtud. Curiosamente el mero hecho de colocarse un sombrero en la cabeza nos ayuda a cambiar de rol. Al igual que nos ocurre cuando nos disfrazamos en carnaval o cuando nos colocamos un antifaz en una fiesta de disfraces, el atuendo nos convierte en otra persona y dejar de ser nosotros mismos nos ayuda a desarrollar la creatividad y vencer los miedos (-como no soy yo el que habla, no pasa nada si digo una barbaridad-).

Al igual que con el Pensamiento lateral, Edward De Bono nos proporciona un valioso instrumento para utilizar nuestra mente de forma diferente, tanto a coaches como a publicistas (y, evidentemente a cualquier persona que necesite la creatividad en un momento dado).

Este es uno de o los autores (no el único) que tienen como referencia común la publicidad y el coaching. En próximos posts os presentaré más autores en los que confluyen las dos profesiones.

Si os ha parecido interesante, aquí os copio un listado de libros que podéis encontrar fácilmente editados en España: